Metamorphosis

Mi vida cambió el día que decidí dejar de ser quién pensaba que era para descubrir quién era yo realmente. Desde entonces, mi transformación ha sido un proceso que va más allá de perder 50+ kg en un año. Es impresionante como nos adaptamos a lo que otros piensan de nosotros y moldeamos nuestra vida basándonos en ello, cuando el poder de tu experiencia de vida está en tus manos, solo es cuestión de asumir esa responsabilidad y hacer algo al respecto. Gracias a este proceso he despertado de forma más poderosa a nivel espiritual, con un gran sentido de amor propio, y he asumido el compromiso de servir como un elemento cooperativo para ayudar a otros a transformar sus vidas también. POR ROGELIO BAILLERES GIL.

En algún momento de mi infancia, por un acúmulo de circunstancias a mi alrededor, adopté la idea de que yo no era una persona valiosa, y ese concepto me llevo a creer que yo no era digno de ser amado en general.


Crecí como un niño gordito quién siempre fue objeto de burla por múltiples razones: me decían feo, raro, afeminado, etc. En general era de pocos amigos y casi siempre terminaban dándome la espalda. Me llegué a considerar una persona desechable, y siempre pensaba que yo tenía la culpa de ello.


Como un escape, solía idealizar a los modelos o actores famosos apuestos pues no me podía imaginar que se sentiría ser cómo ellos; atractivos, seguros, queridos y respetados.


Pasé por muchos momentos oscuros en mi vida por falta de amor propio y por no sentir que encajaba en el mundo. Inclusive estuve a punto de terminar con ella... afortunadamente fallé en ese intento. Mi inmenso amor por mi familia fue lo que me detuvo de proceder y lo que me impulsó a luchar por aceptarme a mí mismo y comprender lo que el amor propio implica. Muchas cosas comenzaron a cambiar de forma increíble en mi vida, pero inclusive al vivir significantes cambios, muchas de mis inseguridades no desaparecieron. Me sentía como un impostor que en algún momento sería descubierto como un fraude.


Hay varios closets de los que he tenido que salir en mi vida... Con cada uno, me he permitido aceptarme en un aspecto distinto del que temía ser percibido por el mundo. Mi orientación sexual, mi percepción de la vida y mis ideales sociales... muy recientemente (y la que más trabajo me ha costado) el aceptar, honrar y celebrar mis habilidades ―místicas― como psíquico que conecta con la energía de otros seres vivos desde la intuición y la empatía vibracional.


Hoy me siento orgulloso de mí mismo. Agradezco todos los días por mi capacidad para crear lo que quiero y fluir como el ser humano que disfruto ser. También quiero agradecer a mí yo más joven por la perspectiva que me ha aportado; por darse cuenta de que la definición de "normal" es lo que tú haces de ella y que la perfección es una ilusión que empaña la belleza que reside en las imperfecciones.


"A menudo adoramos la belleza de una mariposa. Rara vez admiramos la metamorfosis de la oruga."

Siempre fui lo suficientemente bueno. Me siento honrado de darme cuenta de las personas tan especiales a quienes siempre les he importado. También agradezco que la mayor transformación en mi salud no es mi cuerpo, sino cómo pienso, mi forma de procesar las cosas y mi manera de ver la vida. Estoy bendecido por la capacidad de vivir como quiero y de querer desear más y mejores experiencias para mí y mis seres queridos. Al final del día, vivo como prueba andante de una yuxtaposición irónica entre cómo las cosas no importan y cómo importan tanto según la perspectiva.


Desde siempre, esa palabra captura todo este aprendizaje: perspectiva ― domina eso y podrás transformar tu vida como lo desees.


Gracias a mi experiencia y conocimientos adquiridos, he desarrollado diferentes métodos para transformar la vida de las personas por medio del empoderamiento y hacer de cada individuo su propio sanador. Si tienes interés en que trabajemos juntos y mejorar tu vida sin límite de posibilidades, entonces pulsa aquí y te comparto más al respecto.


¡Si yo puedo, tú también!


¡Tú eres el poder!

Nada nos va a vencer.


___

CRÉDITOS.

FOTOGRAFÍA DE ANTES CORTESÍA.

FOTOGRAFÍA DE DESPUÉS POR ISAAC MAGAÑA