5 cosas que hacen las personas emocionalmente fuertes

A lo largo de mi vida, tanto en mi persona así como en mis clientes, con quienes he trabajado su sentido de empoderamiento y amor propio, he identificado 5 aspectos indispensables en las personas que son emocionalmente fuertes (o se han desarrollado como tal). Se los comparto con el afán de motivar su concientización con relación a estos aspectos; reflexionar y trabajarlos en caso de que sea algo que pueda optimizar su calidad integral de vida. POR ROGELIO BAILLERES GIL.


1. Sin críticas

Un aspecto muy notable en las personas emocionalmente fuertes es que no se critican o juzgan así mismos, de igual forma para con las de más personas. La autocompasión así como empatía hacía los de más habla de su gran sentido de amor propio y como ven a otras personas desde un punto en común, donde se comprende la naturaleza humana de la imperfección y como todos estamos involucrados en diferentes procesos de vida, cada quién a su manera, con sus aciertos y errores... o mejor dicho, oportunidades de aprendizaje.


2. Flexibilidad

El cambio puede ser algo inesperado, abrupto o retador para muchos, pero las personas emocionalmente fuertes abrazan el cambio como una oportunidad para redireccionar o ampliar su postura, percepción o vida ante un camino más positivo, próspero o progresista. Su criterio gravita ante la posibilidad de aprender de cada experiencia, no anclarse en sufrir por las circunstancias presentes.


3. Bondad

La tendencia de las personas emocionalmente fuertes es que operan desde la bondad y la generosidad, sin embargo, esto no lo hacen en búsqueda de la aceptación de terceros. Saben lo que valen por la calidad de persona que les compone, no se rigen por la validación de los de más. Sus acciones en servicio o apoyo para las de más personas son genuinas y su único afán es ser un elemento cooperativo al bienestar de otras personas de forma desinteresada. Su satisfacción crece mucho al tener la capacidad de hacer felices a otros, tanto como a sí mismos.


4. Riesgos

¡Siempre están en la disponibilidad de tomar riesgos! Su vida y decisión consciente de aprender de ella les ha llevado a superar su miedo al fracaso, pues saben que "fallar" realmente no es el fin del mundo. Es un elemento indispensable en cualquier proceso de aprendizaje. Las personas emocionalmente fuertes se centran en vivir y disfrutar el proceso, más allá de enfocarse en la meta final.


5. Empatía

Cuando alguien tiene una conexión plena consigo mismo entonces tiene la consciencia de su conexión para el resto de las personas y seres vivos a su alrededor. Las personas emocionalmente fuertes se alegran por otros cuando cosechan logros, brillan o destacan en sus vidas, ya que saben lo que implica el esfuerzo y dedicación para llegar a ciertos puntos de experiencia. Al final del día, el logro de una persona se traduce a la motivación de otra, y es así como se expande el sentido de bienestar y abundancia de forma natural y sencilla. De igual forma, también se preocupan por ayudar a quienes pasan por momentos difíciles, sabiendo que no son su responsabilidad, pero aportando lo que les es posible para servir como un apoyo a quienes los puedan llegar a necesitar.



¡Tú eres el poder!

Nada nos va a vencer.